Circuitos fronto-subcorticales

El blog de esta semana está dedicado a la relación de los circuitos fronto-subcorticales y la conducta humana. Para ello, nos basaremos en la revisión de Cummings del 1993. – Los cinco circuitos fronto-subcorticales son: 1. Motor 2. Oculomotor 3. Circuito Dorsolateral 4. Circuito Orbito-frontal lateral 5. Circuito Cingulado Anterior – El artículo describe con detalle las conexiones neuroanatómicas de cada uno de ellos pero, por no extendernos, sólo destacaremos su recorrido compartido: Frontales – Estriado – Globo Pálido – Substancia Negra – Tálamo – L. Frontales De los cinco, los tres últimos, es decir, el Dorso-lateral, el Orbito-frontal y el Cingulado Anterior, son los relacionados con el comportamiento. La lesión en cualquier estructura o vía del circuito produce cambios o déficits del tipo: – en funciones ejecutivas y programación motora, si la lesión es Dorsolateral – en la personalidad (verborrea, despreocupación, irritabilidad y euforia), si la lesión es Orbitofrontal – en el comportamiento, con apatía, acinesia y mutismo, si la lesión afecta al Cingulado Anterior – Cummings también hace referencia a la implicación de estos circuitos en trastornos neuropsiquiátricos (trastornos del humor, cambios de personalidad y conductas obsesivo-compulsivas), en la “demencia subcortical” (a la que dedicaremos un post) y los trastornos del movimiento. Para finalizar, creemos que, a pesar de que hayan pasado más de 10 años de su publicación, el contenido sigue vigente y es de gran ayuda para unificar terminologías y síndromes clínicos. El original: Cummings J.L. Frontal-Subcortical Circuits and Human Behavior. Arch. Neurol.1993; 50: 873-880

Si te apetece puedes compartirlo en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts similares